miércoles, 13 de abril de 2011

Estructura del sol

El Sol está dividido en las siguientes partes:

  •   Núcleo. Es la región más interna, totalmente inaccesible a la observación astronómica. Debe ser una masa gaseosa que tiene sus materiales sometidos a una gran presión y temperatura, y donde se deben producir las reacciones nucleares.
  • Zona de Radiación Es la franja donde la energía se transporta por radiación, a través de esta capa de gases de hidrógeno y de helio hacia la zona de convección.
  • Zona de Convección. Es la franja donde la energía se transforma por convección. El proceso de convección (el mismo proceso que causa que hierva una olla de caldo) transporta energía de la zona radiactiva del Sol hacia la fotósfera. Imágenes detalladas de la fotosfera muestran burbujas grandes de gas caliente elevándose desde lo más profundo del Sol.
  •   Fotósfera. Es la capa que se puede ver en una imagen del Sol. Es una esfera luminosa a una temperatura de 6.000ºC, que rodea al núcleo. Es una región de transición entre los gases opacos del núcleo solar y los gases transparentes del exterior. Esta capa está surcada por una tenue granulación formada por las fáculas muy brillantes, que tienen una temperatura superior a la del resto de la fotosfera y oscilan entre 200 y 1.500 km de extensión. Las fáculas destacan sobre manchas oscuras, que son las manchas solares, que son porciones negras muy espectaculares, a veces agrupadas, cuyo número y forma varía según las épocas, pero que pueden llegar a ser de mayor tamaño que la Tierra, y se sitúan entre los 10° y 30° de latitud. Estas manchas no son uniformes y presentan un núcleo, que es más negro por tener una temperatura inferior de "apenas" 4.000°C. Las manchas solares se deben a fenómenos causados por los campos magnéticos del Sol, que se oponen a que la materia caliente que existe bajo la fotosfera llegue a ésta, originando regiones locales más frías.
  •  Capa Inversora. Situada sobre la fotosfera, sólo tiene un espesor de unos 700 km y es la parte más densa. A esta capa se debe el oscurecimiento del borde del sol.
  • Cromósfera. Es una capa que envuelve a la anterior y recibe si nombre por su vivo color rosa o violeta. Está formado principalmente por vapores de hidrógeno y helio, que van disminuyendo lentamente a medida que se aleja del núcleo, mientras que la temperatura va aumentando. Tiene un espesor de 8.000 a 10.000 km y es invisible. Se puede observar en una eclipse total de sol o con instrumentos espectrales (que registran "colores" más allá de lo que capta el ojo humano). En esta capa se desarrollan las protuberancias, que asemejan grandes llamaradas de fuego. Las protuberancias son enormes erupciones provocadas por el magnetismo del sol y por grandes cantidades de vapor inflamado que son proyectadas al espacio, a una velocidad de cientos de kilómetros por segundo, hasta alcanzar alturas de centenares de miles de kilómetros y hasta un millón durante días y semanas. Un tipo especial de protuberancias son las fulguraciones, cuya duración promedio es de unos veinte minutos, causadas por una brusca liberación de energía magnética que se desencadenan en áreas concretas de la cromosfera. Son como tormentas que liberan numerosas partículas cargadas eléctricamente de protones y electrones, que a veces alcanzan la Tierra, pudiendo causar interferencias en las transmisiones y las auroras polares.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada